viernes, mayo 31, 2013

El fenómeno solar que logra detener Nueva York

El Manhattanhenge se produce dos veces al año cuando el sol, en su ocaso, se alinea casi hasta la perfección con las calles de la gran manzana. La imagen imponente del sol anaranjado entre los rascacielos logra lo que nadie: detener el tiempo en una de las ciudades más vertiginosas del planeta.

Justo cuando se produjo el alineamiento, a las 20:15 del miércoles 29 de mayo, miles de neoyorquinos se volcaron a la calle para contemplar el momento. Todos, absolutamente todos, sacaron sus celulares para tomar una foto.

Aquellos que se lo perdieron no tendrán que esperar mucho tiempo para disfrutar de algo similar: el 12 de julio volverá a repetirse a las 20:23.

El nombre de este fenómeno fue creado por Neil deGrasse Tyson, director del Departamento de Astrofísica del Hayden Planetarium del Museo de Historia Natural de Nueva York, inspirado en Stonehenge, el monumento megalítico situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire (Inglaterra) compuesto de piedras dispuestas en círculo en el que, durante el solsticio de verano, el sol se alinea con el eje de la construcción, lo que indica el cambio de estación.






1 comentario:

  1. otra vez mas la naturaleza nos asombra con sus reacciones ante el deterioro producido en ella,que no son mas que repuestas o estimulos ocasionados por el ser humano

    ResponderEliminar

Nos interesa saber que piensas. Danos tu opinión