jueves, mayo 23, 2013

EL TORNADO EN OKLAHOMA

La combinación de factores como el viento, la humedad y la lluvia generaron el devastador tornado de Oklahoma, que podría superar en 600 veces la potencia de la bomba atómica en Hiroshima.


Meteorólogos contactados por la agencia AP utilizaron mediciones en tiempo real para calcular la energía liberada durante casi una hora de tormenta. Las estimaciones de los meteorólogos calibran la potencia del tornado en un rango que oscila entre 8 y 600 veces por encima de la bomba de Hiroshima.

A pesar de que los científicos conocen los ‘ingredientes’ claves de un tornado devastador, todavía no pueden explicar por qué los tornados se desarrollan
dentro de algunas grandes tormentas y no aparecen en otras.

El gigantesco tornado fue en un primer momento calificado como de categoría EF4 —la segunda máxima en la escala Fujita— pero luego pasó a ser enmarcado en la categoría EF5, la más alta de la escala. Con un embudo de unos tres kilómetros de diámetro y con vientos sostenidos a 320 kilómetros por hora, el tornado arrasó la ciudad de Moore, a las afueras de Oklahoma City, impactando sobre dos escuelas y un hospital.

La ciudad de Moore, antes y después 

En las fotos se puede apreciar la escala de destrucción del tornado,
considerado como uno de los más potentes en la historia de EE.UU. Con la ayuda de las tecnologías de Google Maps, el diario estadounidense ‘The New York Times’ compara las calles de la ciudad Moore antes y después del paso del tornado, mostrando la destrucción dejada a su paso por el desastre natural.

Tras el paso del tornado, medios de comunicación informan sobre supuestas demoras en la financiación de la edificación de refugios por parte del Gobierno Federal de EE.UU.

Oklahoma tuvo 16 minutos para salvarse del tornado

El paso de un tornado por el estado de Oklahoma, EE.UU., este lunes dejó decenas de víctimas mortales. Las autoridades locales insisten en que sin su sistema de aviso temprano de tornados hubiera habido muchas más muertes.

Gracias al sistema los vecinos de la zona tuvieron 16 minutos para buscar un refugio antes de que comenzara la catástrofe. Sin embargo, un experto del Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), Bill Bunting, comentó a la CNN: “Esperamos que todos los ciudadanos hayan atendido las alarmas, pero es una zona muy habitada y tememos que no les haya llegado el aviso a todos”.

Según la cadena estadounidense ABC News, el gran número de víctimas entre los niños se debió en parte al hecho de que las escuelas primarias de la ciudad de Moore, la más afectada por el devastador desastre natural, no tienen refugios subterráneos. Eso, a pesar de que en mayo de 1999 la zona quedó afectada por el tornado más fuerte jamás registrado en la historia mundial, de una velocidad de 483 kilómetros por hora.

Otro aspecto del problema es que los planes de emergencia de las escuelas locales parecen tener unos fallos generales muy importantes, según el informe de Andrea Dawn Melvin, del Centro de Sondeos Climatológicos de Oklahoma (Oklahoma Climatological Survey), titulado ‘Hasta qué grado es seguro el plan de emergencias de su escuela’ y publicado ya en 2000.

Por ejemplo, el plan vigente para la escuela primaria Eastlake (Moore) instruye a los alumnos a refugiarse en las oficinas centrales del edificio. Sin embargo, ninguna de estas áreas es capaz de resistir el impacto directo de un tornado violento. Otro colegio de primaria, Northmoor, prescribe a los estudiantes que se reúnan en un pasillo. El problema es que este pasillo tiene ventanas “con una capacidad limitada para resistir las fuerzas laterales”, siendo estas fuerzas el verdadero peligro de los tornados.

Según Melvin, en caso de usarse el pasillo como refugio durante un tornado, esto elevaría mucho el número de víctimas. Cabe mencionar que el documento no contiene análisis de los planes de emergencia de Briarwood y Plaza Towers, las dos escuelas primarias que resultaron semidestruidas este lunes en Moore, dejando atrapados entre sus escombros a decenas de alumnos y a sus maestros.

Otro detalle importante es que las escuelas de Oklahoma decidieron dar clases el lunes según lo habitual, a pesar de que una serie de tornados había atravesado la región el domingo (tanto el estado de Oklahoma, como los de Kansas e Iowa sufrieron daños materiales graves), dejando un saldo de dos personas muertas y otras 29 heridas. El NOAA, por su parte, avisaba sobre un riesgo “moderado” de una situación meteorológica severa en el centro y la parte oriental del estado de Oklahoma para el 20 de mayo, mientras que el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU. alertaba sobre la posibilidad de tornados en Oklahoma, Missouri, Nebraska, Arkansas y Texas.

Fuente: RT

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa saber que piensas. Danos tu opinión

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More